¿Qué le pasa a la Corte Penal Internacional (CPI) con África?

load_image

Tal vez –alguien dirá– la pregunta no esté bien formulada y, en su lugar, sería preferible preguntarse qué tienen algunos líderes africanos contra el derecho internacional y los derechos humanos. Pero, bien pensado, ambas preguntas son pertinentes. Desde la entrada en vigor del Estatuto de Roma el 1 de julio de 2002, la Corte Penal Internacional (CPI) ha estudiado 18 casos en 8 situaciones distintas y ha emitido 23 órdenes de arresto (de los cuales 2 se han retirado por fallecimiento del encausado). Hasta la fecha los 26 acusados tienen algo en común: todos son africanos.

El caso reciente más llamativo es el de Uhuru Muigai Kenyatta*, recién elegido Presidente de Kenia. La peculiaridad de este caso no reside solo en que Kenyatta haya ganado las elecciones cuando ya se conocía la acusación de la CPI contra él, sino también en que podría darse la circunstancia de que fuera condenado mientras ejerce como Presidente. El Presidente de Sudán del Norte, Omar al-Bashir, también tiene una orden de arresto internacional desde 2009 y no parece que ello le haya impedido continuar en el cargo. La primera comparecencia de Kenyatta ante el tribunal está prevista para abril y la pregunta que muchos se hacían durante la campaña electoral era ¿cómo se ejerce de Presidente si uno se encuentra en La Haya respondiendo a cargos por crímenes contra la humanidad? Por Skype, of course.

La obsesión de la CPI por el continente africano tiene una primera explicación: la mayor parte de los conflictos durante la última década han tenido lugar en África. Aunque esto no es del todo cierto. Otras partes del globo han padecido conflictos cruentos que por una razón u otra no han merecido la misma atención por parte de la CPI. Otra de las razones, por supuesto, es que Estados Unidos no es Estado Parte de la Corte, aunque ha ejercido como Observador en la Asamblea del organismo.

La hostilidad hacia la CPI por parte de algunos dirigentes africanos se debe a que es vista como un organismo con un sesgo negativo hacia los estados pobres del continente, pues de acuerdo con esta lógica se podrían haber abierto casos similares contra criminales de guerra occidentales y nunca se ha hecho. Esta asimetría ha dado paso a una retórica neo-imperialista que trata de deslegitimar la labor del Tribunal internacional cada vez que abre una nueva investigación.

Lo cierto es que con independencia de que estas críticas sean más o menos acertadas, la CPI se enfrenta a desafíos muy importantes en el futuro. Entre los cuales, en estos tiempos de austeridad alocada, se encuentra el de hacer algo con tanto. Y me explico. Una de las principales críticas dirigidas contra la institución es que pese a su generoso presupuesto, no ha sido capaz de actuar de manera rápida y eficaz en muchas situaciones. Una década después de su creación no había logrado todavía finalizar un caso.

Desde el pasado 16 de junio de 2012, Fatou Bensouda, abogada de Gambia, ejerce de Fiscal jefe de la CPI. Bensouda trabajó como Asesora Legal en el Tribunal Internacional para Ruanda antes de ocupar varios cargos en la Corte y sustituye al polémico argentino Luis Moreno Ocampo, que ejerció de Fiscal jefe desde 2003 hasta 2012. Que la sucesora de Ocampo sea africana no nos dice nada nuevo respecto a la obsesión africana de la CPI, pero al menos ayudará al organismo en su tarea de relaciones públicas. Si la Corte tiene que enjuiciar a más dirigentes africanos que lo haga, al menos, una africana. Quizá esto le dote de mayor credibilidad ante algunos, pero mientras no mejoren otras cosas nada de lo fundamental cambiará: la justicia internacional sigue en muchos aspectos en pañales y la labor de la CPI necesita  algo más que un maquillaje de cara si quiere ganarse la reputación que merece.

* Uhuru Kenyatta, hijo de Jomo Kenyatta, el primer presidente de Kenia tras la independencia británica, ganó las pasadas elecciones en primera vuelta al obtener un 0.6% más de los votos necesarios para obtener la mayoría absoluta. A pesar de que su principal oponente, Raila Odinga, impugnó los resultados, el organismo electoral del país ha dado la victoria a Kenyatta.  
Anuncios

Un pensamiento en “¿Qué le pasa a la Corte Penal Internacional (CPI) con África?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s