No más tópicos, por favor

Hay dos cosas que los europeístas podrían aprender de Nigel Farage y compañía. La primera es no confundir nunca más la crítica a Europa con la fobia a Europa (escribiré cien veces en la pizarra: no toda la crítica a Europa es mala). Cuando lo hacen, se acaba mezclando churras con merinas, y así no hay quien se aclare. ¿Euroescépticos, eurófobos, populistas o fanáticos anti-sistema?

En segundo lugar, deberían aprender que a veces una buena pregunta basta para recuperar la atención de un auditorio somnoliento. Si algo debemos reconocerle a los críticos irredentos es que, entre tanta cháchara euroescéptica, a veces se les escapa alguna pregunta (im)pertinente . ¿Puede un país en una unión de Estados que garantiza la libre circulación de ciudadanos dar prioridad a sus nacionales frente a otros en el acceso a los servicios sociales? ¿Pueden caer Gobiernos en Europa al compás de la batuta de Bruselas?

 

Sigue leyendo

Anuncios

Una unión de diferentes

Nigel  es uno de los mejores oradores del , aunque muchos lo conocerán por ser su crítico más lenguaraz. Desde que entró en la Eurocámara en 1999 el eurodiputado Farage ha aprovechado cualquier ocasión para criticar a las instituciones europeas, vituperar a sus líderes, censurar la creación del euro, mofarse de Bruselas y, en general, renegar de cualquier cosa que fuera sospechosa de europeísmo, lo cual está muy bien cuando se hace desde la tribuna de la institución europeísta por antonomasia.

Sigue leyendo el artículo en el blog de Passim

Y después de Guantánamo, ¿qué?

File photograph shows military police bringing a detainee to an interrogation room for questioning at the Naval Base at Guantanamo Bay -SIN127_SECURITY_GUANTANAMO_.JPG-

It is more difficult than I think a lot of people realize’ to balance a detention system that adheres to the rule of law without ‘releasing people intent on blowing us up’.

Barack Obama, Entrevista en la cadena ABC (2009)

Guantánamo ha vuelto a las portadas de los principales diarios, pero hay algo que no ha cambiado desde hace décadas. Cada año el Tesoro estadounidense envía un cheque de 4.085 dólares al Gobierno cubano por el arrendamiento del terreno que ocupa la prisión de Guantánamo. Y cada año el Gobierno de Cuba se niega a cobrar el cheque. Desde que Estados Unidos lograra en 1934 el arrendamiento a perpetuidad, la base naval de Guantánamo se ha convertido en una suerte de agujero negro legal. Ni la revolución que en 1959 llevó a Fidel Castro al poder cambió los hechos en lo fundamental. Estados Unidos paga y Castro rechaza el pago para denunciar la ocupación, pero hasta ahora el comandante cubano solo ha logrado cortarle el suministro de agua a la base y rodearla con campos de cactus.

Sigue leyendo

¿Qué le pasa a la Corte Penal Internacional (CPI) con África?

load_image

Tal vez –alguien dirá– la pregunta no esté bien formulada y, en su lugar, sería preferible preguntarse qué tienen algunos líderes africanos contra el derecho internacional y los derechos humanos. Pero, bien pensado, ambas preguntas son pertinentes. Desde la entrada en vigor del Estatuto de Roma el 1 de julio de 2002, la Corte Penal Internacional (CPI) ha estudiado 18 casos en 8 situaciones distintas y ha emitido 23 órdenes de arresto (de los cuales 2 se han retirado por fallecimiento del encausado). Hasta la fecha los 26 acusados tienen algo en común: todos son africanos.

Sigue leyendo